Un largo camino

Visto el primer día del año el camino se hace interminable, largo. No se sabe muy bien dónde está el agua. Pero el sendero ,como el tejido de doce meses, nos reserva experiencias en cada pequeño rincón. 
Al caminante no le queda más remedio que seguir y descubrir la senda.
Seguro que hallará , si no el agua, mucho de lo que busca. 
Que vuestro camino pueda ser recorrido a vuestro antojo, que halléis lo que buscáis y que a él os lleven vuestras piernas y la imaginación.
Que el año 2016 sea venturoso para todos y nos haga seguir creyendo en la magia de la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Freesias blancas y....