Buscando el bosque en otoño


Buscaba el bosque dorado
y lo encontré verde.
Con hadas trasparentes bajo las hojas
y luces encondidas en los rincones.
El sol venía e iba.
El sol estaba tenue,
pero fuerte y sagaz
con su manto de luz
haciendo del dorado su reino
haciendo que el dorado
no descendiera ya al bosque protegido.
El sol jugaba lento,
dudaba de su hacer.
Yo , mirando hacia arriba,
esperaba un gesto
que permitiera capturar
en las frondosas ramas
un cambio de color, un amarillo,
un rojo, un dorado pequeño...
pero el sol...¡ no quiso!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Freesias blancas y....