otoño de verdad

Ahora llega un hada vestida de pintora a teñir en colores nuestros árboles, Rojos, bronces, naranjas, ocres , amarillos, púrpuras incluso. Parece que se haya propuesto pintarlo todo con los rayos del sol y su fuego, para que todavía conservemos energías. Las plantas desfilan para ser maquilladas , antes de hacer el mutis .
Flores y frutos hacen un homenaje a una gama de colores vivos.
la luz te ciega , corre baja en el horizonte, aun que su prima niebla la tape sutilmente en las mañanas.
Las madrugadas acogen al frío que sacude la pintura de nuestras hojas y las vuelve frágiles. Poco a poco el paisaje se encontrará casi desnudo, enfrentándose a dormir o a morir.
El día se recoge en pocas horas.
Nosotros recogemos la luz que se nos brinda y adentro de nuestros hogares contemplamos el cambio que se avecina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Freesias blancas y....