Las caléndulas

Creo que es una flor que me despierta ternura. Mi madre los llama calabaceros. La primera vez que escuché su nombre en catalán, buixacs, pensé que no le hacía justicia.
Me gusta más caléndula.
Con los años aquell flor que invadía el jardín y casi no era apreciada ha sido para mí una preferida.
Sus propiedades calmantes, su naranja intenso, su compañía en los últimos días de otoño y los primeros de la primavera la convierten hoy por hoy en una de mis preferidas.
Hay pequeñas variaciones en color, todas me encantan.

Comentarios

Entradas populares de este blog