Los rosales


Ahora están muy dormidos pero algunos ya empiezan a empujar con fuerza a sus hojas, otros enseñan ese botoncito rojo grana que anuncia la intención de dejar salir la vida, las hojas.

Espero que el exceso de frío de este invierno no les haga daño.

Comentarios

Entradas populares de este blog